23 de octubre de 2011

Un cuento Tibetano

15 comentarios:

C S Peinado dijo...

Bonito, commovedor y realista.

Un saludazo.

angelcifu dijo...

me invitó a la reflexión...gracias por compartir cuentos tan lindos, es un placer venir a tu espacio.

Un abrazo regrande

Amelia dijo...

María Josétodo lo tuyo me encanta, es un gran placer leerte. Besos

ion-laos dijo...

La humildad es la base principal para avanzar, aceptar y conocerse a sí mismo, y así poder dar a los demás.

Precioso video.

Buen comienzo de semana, besos.

Natalia Ortiz dijo...

Un hermoso cuento, María José. No lo conocía. Gracias por compartirlo :) Es muy bello lo que le dice. Mira que no ver nada en él al reflejarse y sin embargo, la otra persona vea tanto y tanto. Claro que cada uno mira como quiere y sabe, ¿no? Un beso y feliz inicio de la semana :)

Daniel Eduardo Gómez dijo...

¡Cuán especiales son estos consejos milenarios! Pero que difíciles nos resultan de aplicar...

Tamally maak

María José dijo...

Gracias a tod@s por vuestros comentarios, para mí es un placer compartir algo tan bello. Abrazos

Mari Carmen dijo...

Es un precioso video cielo que siempre es maravilloso volver a recordar por la grandeza de su texto, imágenes y música.
Un abrazo con todo mi corazón mi preciosa niña melillense

Neuriwoman dijo...

Es bellisimo este video, me ha llegado su mensaje.

Un beso.

María José dijo...

Sí que lo es cielo, con un maravilloso mensaje. Otro abrazo con todo mi corazón.

María José dijo...

Me alegro mucho Neuriwoman. Besos

María dijo...

Qué hermoso cuento y cuánta sabiduría...
Es un placer estar en tu casa de alma Melillense.
Un beso enorme.

María José dijo...

El placer también es mío María. Otro beso enorme para ti

RECOMENZAR dijo...

Buscando siempre nuevos blogs te encontré Me has gustado .Tus letras espléndidas
un abrazo desde RECOMENZAR

María José dijo...

Recomenzar, bienvenida a mi rincón . Gracias, me alegro que sientas disfrutarlo. Un abrazo