18 de agosto de 2011

A veces









A veces el viento y su cantar
te traen indicios de un nuevo evento...
Cierra los ojos y abre los brazos,
escucha el latido de tu corazón
y oye en silencio su propio sonido,
es aquel que te busca y se queda contigo


Creative Commons License
Este post está bajo una

8 comentarios:

ion-laos dijo...

Nuestro yo interior es el que nos da las respuestas a todo.

Bellas palabras, muy bellas.

Un besito.

Mari Carmen S R dijo...

Nuestro corazón nos habla siempre mi cielo. Tan sólo hay que abrirlo para saber lo que nos está diciendo.
Te quiero mi preciosa amiga.

Natalia Ortiz dijo...

Precioso :) Eso haremos, María José, intentaremos quedarnos con el latido de su corazón, que si es tan hermoso y tan grande, que nos busca y se queda con nosotros, es que vale millones. Como de costumbre, me ha gustado mucho =) Un abrazo y feliz fin de semana

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

A veces, habríamos de prestar más atención a los elementos y ese otro yo que nos sostiene y susurra ¡házlo!
Un abrazo.

María José dijo...

Ion-laos así es como bien dices, desde el interior tenemos todo. Besos

María José dijo...

Así es cielo,desde el interior de nuestro corazón está todo lo que somos y donde se habla con amor. Un abrazo yo también te quiero

María José dijo...

Como bien has dicho Natalia...ese latido vale millones...besos

María José dijo...

Así es Julio, habría que prestar más atención a eso yo interior . Un abrazo