11 de marzo de 2011

Déjame


Déjame amor entrar en tu alma
para dejar que la mía se anide en tu pecho
y así sientas el amor que siento al pensarte
entre los abismos del tiempo.


Déjame amor entrar en tu vida
para que esta lava de amor recorra todo tu cuerpo
y así llenarte de pasión hasta el fín del ocaso.


No envejece este amor por tí
ni en las primaveras del tiempo,
en las distancias de firmamentos
ni en los susurros del viento.

Creative Commons License

Este post está bajo una

licencia de Creative Commons.

9 comentarios:

Nacida en África dijo...

Mi querida M.José: Cuando el amor es verdadero se aposenta en el alma tomando posesión y el tiempo solamente hace acrecentarlo. bello poema.

Brisas y besos.

Malena

MARIA JOSE A M dijo...

Así es. dejándola llena por completo hasta la eternidad. Gracias por tu paso entre mis letras. Me alegra verte de nuevo.

Un abrazo enorme

Federico L.M. de Luque dijo...

Querida María José:

La verdad que tu poema es muy bello... y, si, el amor llena el alma eternamente, cuando es verdadero, pero los poetas siempre suponemos eso... es nuestra escencia.

Un beso, gracias.

Federico

Victoriana Díaz dijo...

Ojalá nunca envejeza ese amor tan inmenso que hoy sientes amiga.
MI FELICITACIÓN Y MI ABRAZO

Gara dijo...

El amor cuando se siente de esta manera, es sublime, no siendo necesario ningún adorno porque el mismo lo abarca todo.

Abrazos

Mascab dijo...

Es muy hermoso sentir el amor con tanta intensidad que urge compartirlo con los demás. Así se demuestra tu generosidad. Porque para recibir, siempre hay que dar...
Vengo siguiendo tu estela desde la casa de Malena y me ha encantado conocerte. Si no te importa, me quedaré un ratito por aquí.
Un abrazo desde el interior de la península.

MARIA JOSE A M dijo...

Gracias por vuestra generosidad en mis letras. Mi agradecimiento de todo corazón. Bienvenid@s a mi casa.

Mi abrazo

Juan Antonio dijo...

dame el corazon
que lo arrope con mis manos
yo le dare calor
tu solo pon la pasion
que la mezcla de nuestros sentimientos
rompan la monotonia
y no caigamos en la desidia
y la agonia
dejame soñar…
besitos un poema muy soñador me gusto

stella dijo...

Sentir el amor con esa intensidad es exquisito y maravilloso, y...desde luego queda para seguir anudandose en la eternidad
Un abrazo
Stella